El tiempo en: Alcalá la Real
Jueves 18/04/2024  

Alcalá la Real

Juan Manuel Alcalá rinde tributo a la cocina alcalaína

El libro “La cocina de Alcalá y los Perálvarez, y otras historias” será presentado el próximo 23 de abril en el Aula Magna de Capuchinos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El autor, Juan Manuel Alcalá Perálvarez.

El próximo martes 23 de abril, coincidiendo con la celebración del Día del Libro, el Aula Magna de Capuchinos acogerá la presentación de la obra “La cocina de Alcalá y los Perálvarez… y otras historias”, un libro que, según asegura su autor, Juan Manuel Alcalá Perálvarez “recoge la tradición gastronómica alcalaína, de sus aldeas y pueblos limítrofes de otras provincias, un territorio donde se impone la influencia de la que fue su condición de frontera entre las culturas cristiana de Jaén y la nazarí de Granada, un vestigio que ha dejado su impronta generación tras generación hasta nuestros días”.

Publicada por Saint Just Ediciones y redactada al modo tradicional de los libros de cocina, la obra se acompaña con fotografías de los platos acabados y cocinados por el propio autor. Así, las 53 recetas que componen el volumen van alternándose con 14 relatos, también ilustrados, fruto de la creación literaria de Juan Manuel Alcalá. Todo un compendio culinario que anima a los lectores –incluidos aquellos que no están familiarizados con los fogones– a elaborar los diferentes platos sugeridos, al tiempo que les invita a disfrutar del placer de la lectura.

Andrajos con bacalao.


El libro rezuma aceite de oliva virgen extra de la variedad picual. “A través de las 53 recetas de este libro –señala Juan M. Alcalá– regresamos sin dificultad al paladar de la memoria; ahí están, alimentados por la nostalgia, los efluvios que exhalan las almazaras, el perfume y el color del aceite de oliva, el azafrán, la fragancia de la harina horneada, el bálsamo gastronómico de almendras tostadas, el pan y ajos fritos molidos. Reunidos los ingredientes básicos, a puñados, rebanadas o pellizcos, sin refinamiento ni exactitud matemática, nos acerca­mos a la alquimia tradicional de nuestras madres, tías y abuelas”.

La mayoría de los platos son fórmulas propias de una cocina de subsistencia y de temporada, lejos de los artificios de los modernos chefs; pipirrana, patatas fritas con cáscara de pepino, guízcanos con chorizo de la orza, chullas de alcachofas y cabrito, manitas de cerdo al estilo de Frailes, embutido de carnaval, pollo a la secretaria, gazpacho de segadores, collejas, tagarninas, remojón nazarí, zalamandroña, guisado de panecillos, pollo con almendras y azafrán, andrajos con bacalao, perrunillas o borrachuelos son algunas de las 53 preparaciones. Los relatos tienen títulos tan sugerentes como “El aroma de la harina de trigo tostada”, “La Picuda”, “Los trogloditas”, “Un regalo de los dioses”, “El peregrino de las estrellas”, “Las uvas de la mala suerte” o “Mojiganga de la viuda Dulcinea”.

Ajopollo.

Asimismo, el libro ofrece a los lectores, a modo de aperitivo, un guiño a nuestros clásicos como muestra del vínculo tan estrecho que siempre ha existido entre literatura y gastronomía, la oportunidad de disfrutarde la pieza de teatro breve “Mojiganga de los guisados”, del dramaturgo Pedro Calderón de la Barca (1600-1681). “La cocina de Alcalá” se cierra con un Diccionario de palabras, localismo y vulgarismo en su mayoría, utilizadas en Alcalá la Real, sus aldeas y zonas limítrofes, y “a modo de postre” con un epílogo de Mariano García Fernández, escritor y editor.

Juan Manuel Alcalá Perálvarez nació en La Ribera Alta, aldea de Alcalá la Real, en 1959. Inició los estudios de Ciencias Físicas en la Universidad Complutense, carrera que dejó en su meridiano atraído por la cultura, el periodismo y la literatura. Desde 1973 reside en Getafe (Madrid). A principios de los años 80 del siglo pasado, fue uno de los impulsores del Café-Librería La Tertulia, local getafense que combinó el negocio hostelero con los libros en un espacio alternativo donde cabía asistir a conciertos, tertulias, charlas, comprar un libro o integrarse en la edición del fanzine La Cebolla de Jata. Entre 1982 y 1984 ejerció como animador cultural, responsable de Casas de Juventud, coordinador de Fiestas y diseñador gráfico del Ayuntamiento de Getafe. Tras esa etapa de trabajador municipal, empezó a trabajar en prensa local y comarcal independiente; ha sido periodista, director y editor de las publicaciones mensuales Vivir en Getafe, Los Hechos de Getafe y El Observador; de la Guía Semanal de Getafe, El Eco de Getafe y Getafe Deportivo, también semanales, del Diario Zona Sur (trisemanal) y de los quincenales El Buzón de Getafe, El Buzón de Fuenlabrada, El Buzón de Leganés o el de Parla y Pinto, entre otras cabeceras.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN