Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Martes 28/09/2021

Manuel Hurtado: "El Sombrerero ha sufrido un atropello"

Aunque no comparte su actitud, el apoderado de El Sombrerero, Manuel Hurtado, ha salido en defensa del novillero alcalaíno: "Lo han vetado porque hay gente interesada en sacar tajada de todo esto"

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El novillero alcalaíno Manuel Ocaña, "El Sombrerero"
El juez titular del juzgado de instrucción número 16 de Madrid decretaba el pasado jueves una orden de alejamiento contra Manuel Ocaña "El Sombrerero", que no podrá acercarse a la sede de Anoet (Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos) en un radio de 500 metros. En el juicio rápido celebrado el jueves, a raíz de los destrozos causados por Manuel Ocaña en la sede de Anoet, en Madrid, el día anterior, se tomó declaración a las partes, abriendo las correspondientes diligencias. Una vez finalicen las mismas, el juzgado llamará a las partes, para citarlas a una vista oral. 

Sin compartir la actitud del novillero, que ha calificado como “una tontería”, el apoderado de El Sombrerero, Manuel Hurtado, desvelaba el pasado jueves que: 'No sólo no debe (dinero), sino que es Hacienda quien le devuelve' . Tras dirigirse ante la Delegación de la Agencia Tributaria, con la finalidad de presentar las correspondientes liquidaciones “ya que el torero no presentó la declaración del 2007 y hoy lo hemos hecho. Después del recargo que se aplica por presentarlo todo fuera de plazo, no sólo no debe dinero, si no que le tiene que devolver Hacienda 3.800 euros", ha asegurado Hurtado. 

El apoderado de El Sombrerero, según ha informado el portal taurino Burladero.com, asegura que "agradezco a la empresa de Madrid que quisiera adelantarle los honorarios, pero el torero no lo necesita, porque se ha visto hoy en Hacienda. De todas formas, él no tiene que entregar su declaración nada más que a Hacienda o al juez, si se lo solicitan, o a los bancos si va a pedir un crédito", confiesa. A pesar de ello, Manuel Hurtado ha querido desmarcarse de la actitud de ayer del novillero: "No estoy de acuerdo con lo que hizo, que fue una tontería", concluye. 

Según informaron fuentes de Anoet, 'El Sombrerero' “ocasionó estos daños por haberle sido denegados los visados de sus contratos, lo que le imposibilita torear en Madrid el próximo 22 de marzo”. El novillero, según las fuentes, se presentó con una "barra" en la mano y comenzó a golpear "todo lo que allí había: ordenadores, muebles, sillas, mesas...". Por estos hechos, la policía “detuvo y tomó declaración el miércoles tarde al 'Sombrerero', celebrándose en la mañana del jueves un juicio rápido.. 

El presidente de la Asociación Sindical de Mozos de Espadas y Puntilleros, y uno de los miembros de la 'Comisión de Seguimiento, Vigilancia y Control del Convenio Colectivo Taurino', Victorino Peña, declaró que 'El Sombrerero', "tiene denegado los visados de contrato de sus actuaciones por no haber atendido a una reclamación impuesta por esta Comisión sobre los ejercicios profesionales del año 2007".
Por su parte, el apoderado de 'El Sombrerero', Manuel Hurtado, declaraba, después de que se produjeran los hechos, que Manuel “ha perdido los nervios" y que ahora mismo se encuentra "muy dolido y muy desmoralizado" por el hecho de perder la oportunidad de ir a Madrid. 

No obstante, Hurtado se mostró también "muy descontento y enfadado" por todo este "circo" que se ha montado. El apoderado asegura que tanto Manuel Ocaña como Alejandro Parralo han sufrido un "atropello" y que han sido "vetados porque hay gente que quieren sacar tajada de todo esto", manifestó. 

"Es ilógico. El ejercicio de las actividades del 2008 está perfecto. Así que es un contrasentido que si hubiese habido alguna irregularidad en 2007, ¿cómo se autoriza a presentar las retenciones el año pasado? Esto huele muy mal, y lo que no vamos a hacer es poner dinero de nuestro bolsillo para torear. Esos son los culpables, los empresarios que permiten que los chicos toreen poniendo dinero", finalizó Hurtado.

COMENTARIOS