El tiempo en: Alcalá la Real
Jueves 18/04/2024  

Absit Invidia

Moral pública

La corrupción ha alcanzado a la Eurocámara o, más bien, se desliza en ella desde hace años de forma sibilina

Publicado: 16/12/2022 ·
17:42
· Actualizado: 16/12/2022 · 17:42
Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Eva Kailí, ex vicepresidenta del Parlamento Europeo. -
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

La investigación sobre los presuntos sobornos de Qatar a miembros del Parlamento Europeo, entre ellos la exvicepresidenta Eva Kaili, recuerda aquella máxima de Cicerón quien decía: “no hay vicio más execrable que la codicia, sobre todo entre los próceres y quienes gobiernan la nación, pues servirse de un cargo público para enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable”. La corrupción ha alcanzado a la Eurocámara o, más bien, se desliza en ella desde hace años debido a la sibilina forma en la que los lobbys tratan de influir en la voluntad de los europarlamentarios, en ocasiones con regalos, otras con viajes aunque en esta ocasión ha sido de forma más burda: con fajos de billetes.

El denominado Qatargate muestra la voluntad de intervenir de un Estado, Qatar; aunque también ha salpicado a Marruecos, que habría dado dinero a un político italiano para influir en algunas de las políticas europeas. La corrupción, que se ha paseado por instituciones locales, regionales y nacionales, llega a los propios cimientos de la UE. Este escándalo coincide con la decisión del Gobierno de España de reformar el delito de malversación con el objetivo de mejorar la convivencia entre el Estado y Cataluña.

EUROCÁMARA

El propio fiscal anticorrupción, Alejandro Luzón, advirtió el miércoles sobre la intención del Ejecutivo de Pedro Sánchez ya que considera que esa nueva redacción del Código Penal puede suponer rebajas de condenas por malversación. Como afirma el fiscal Luzón, no se puede dar paso atrás en la lucha contra la corrupción y menos aún -esto ya lo digo yo- cuando el objetivo perseguido por el presidente del Gobierno es irreal ya que, si de algo han dado muestras los independentistas catalanes a lo largo de su historia, es de ser insaciables en sus reclamaciones. Ayer fue la sedición, hoy la malversación y mañana será el referéndum. El fondo es nefasto, pero las formas son catastróficas. Ojipláticos observamos esta ligereza legislativa. Cuando aún no hemos asumido  una reforma nos encontramos otra de sopetón. Son asuntos de tremenda relevancia que no pueden despacharse de esta manera sin una explicación convincente a la opinión pública. Por si esto fuera poco, la ensalada está aderezada con una desatada polarización entre los partidos del gobierno y los de la oposición a la que se han sumado los medios de comunicación de ámbito nacional.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN