Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Jueves 18/08/2022  

Andalucía

Aumentan los casos de phishing en Andalucía

El phishing, es decir, la suplantación de identidad para que un usuario comparta contraseñas y números de tarjetas de crédito está aumentando

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Phishing.

El phishing, es decir, la suplantación de identidad para que un usuario comparta contraseñas y números de tarjetas de crédito está aumentando en Andalucía a pasos agigantados. De hecho, se han detectado casos con cargos de hasta 9.000 euros, según informan desde la Organización de Consumidores y Usuarios andaluces.

Para acabar con este tipo de fraudes, es necesario ser cauto con los mensajes o las llamadas recibidas y nunca dar información sensible. Las similitudes con la entidad financiera son altísimas y en esa reproducción tan fidedigna es donde radica el engaño. Ante todo: desconfianza.

Estafas de hasta 9.000 euros

Tal y como está la inflación, algunas víctimas de esta estafa se ven obligadas a recurrir, en algunas ocasiones, a préstamos rápidos de Avinto porque se han visto sin dinero de la noche a la mañana y tienen que hacer frente a pagos ineludibles. Esta entidad solo te financia hasta 300 euros en el primer crédito y hasta 850 en el segundo.

Con este dinero conseguido al instante, la víctima del fraude puede ir saliendo del paso hasta que su entidad financiera dé una respuesta de cómo actuar para la devolución de las cantidades que no es siempre es fácil. El motivo es que alegan que son operaciones autorizadas por el cliente.

Recientemente se ha desmantelado una red de defraudadores en Sevilla especializados en vishing, o lo que es lo mismo, phishing por voz. El modo de operar era mediante una web falsa idéntica a la de su entidad bancaria a través de la que pedían los datos bancarios y personales al usuario.

Con estos datos, aumentaban los límites de crédito de sus tarjetas, sustraían dinero de las cuentas o accedían a información de créditos preaprobados. En algunos casos de los contabilizados, la cantidad sustraída llegaba a ser de 9.000 euros.

Cómo actuar

Al problema de ser estafado con considerables sumas de dinero, se le añade que las entidades bancarias no dan la respuesta que se espera de ellas, salvo algunas excepciones. De hecho, muchas reclamaciones no prosperan porque alegan que los clientes habían autorizado las operaciones.

Los bancos también se escudan en que informan a sus clientes con la debida correspondencia de los peligros que entraña el phishing. Es precisamente por esta escasa respuesta por lo que se recomienda denunciar a la policía y poner una reclamación el defensor del cliente y en la entidad bancaria.

En la reclamación deben acreditarse con todo detalle los hechos y dejar claro que es una operación no autorizada y objeto de un acto delictivo. También conviene señalar que en cuanto se ha conocido el fraude, se ha actuado con diligencia. Si aún así el banco decide lavarse las manos, el cliente puede recurrir a la vía judicial.

Si se tiene la mala suerte de ser víctima del phishing en cualquiera de sus variantes, hay que comunicárselo al banco lo antes posible y tramitar la denuncia policial con rapidez. Es importante dejarlo todo por escrito, bloquear cuentas y tarjetas, proteger los saldos y emprender otras medidas que se consideren necesarias.

Si aun con todo esto no se consigue una solución que proteja al cliente, la OCU de Andalucía recomienda la demanda. La jurisprudencia obliga a que el banco responda. Solo hay una excepción y que es que este puede demostrar que ha existido una conducta completamente negligente por parte del cliente.

Consejos para no caer en el engaño

Hacer clic en un enlace malicioso puede cambiarte la vida para mal y lo hace con tanta perfección que es difícil no picar. Todo está diseñado para parecer verdadero, desde el logo o la firma hasta la manera de comunicarse. Para no ser víctima de este ciber fraude, pon en práctica una lista de consejos que se enumerar a continuación:

1. Tener antivirus en todos los dispositivos y actualizarlos.

2. Nunca dar datos personales sea cual sea el gancho (ni de renuncia a algo, ni de aceptación ni de problemas urgentes que necesitan solución).

3. No dar códigos de verificación ni confirmar operaciones que llegan por SMS al móvil.

4. No abrir enlaces insertados en mensajes de contactos conocidos relacionados con información bancaria

5. Desconfiar de mensajes, correos o llamadas del banco que no se han pedido. Lo mejor es borrarlos sin responder ni abrir enlaces o archivos.

TE RECOMENDAMOS