Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Martes 28/09/2021

Jaén

La Junta no intervendrá en la Iglesia de Santo Domingo sin un nuevo convenio

La Junta condiciona la intervención a renovar el convenio con la Diputación, que finaliza en 2026

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Apertura de la iglesia con el programa ‘Jaén Genuino’ de VIVA.

La rehabilitación de la Iglesia de Santa Catalina Mártir (Santo Domingo), en el casco antiguo de la capital, está sujeta a la firma de un nuevo convenio de colaboración entre la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía. El conjunto monumental catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1985, está conformado por una iglesia conventual, su sacristía anexa y las estancias de las antiguas escuelas parroquiales. El proyecto contempla la consolidación estructural del conjunto y la habilitación funcional de espacios, además de la articulación de la relación entre la iglesia y el resto del convento y su puesta en uso.

En declaraciones a VIVA, el delegado de Cultura, Jesús Estrella, explica que han planteado “de forma sucesiva” a Diputación ese nuevo marco de colaboración “para continuar con el proyecto de inversión” y que “a día de hoy no se ha producido”.

La iglesia anexa de Santo Domingo es titularidad de la Diputación, aunque cedida desde 1992 a la Consejería de Cultura para la ampliación del Archivo y su puesta en valor. En el convenio se establecía un plazo de 30 años a contar desde la fecha de escritura pública (septiembre de 1996). De esta manera, la cesión cumple en septiembre de 2026. “Hasta entonces, este tiempo restante es para definir los usos de este espacio, redactar el proyecto y acometer la obra”. Sin embargo, la Junta “no va a acometer la intervención para que el bien monumental pase de nuevo a propiedad de la Diputación”. Dice: “Hasta que no tengamos ese marco de colaboración que dé luz a las cesiones, gestión y uso de esos espacios, no se puede hacer un proyecto de intervención. No hay seguridad jurídica para invertir”.

El Archivo Histórico Provincial, ubicado en el convento de Santo Domingo, es titularidad de la Diputación, cedido al Estado con un acuerdo que "parece que ya ha cumplido" y gestionado por la Junta. Además, la parcela del antiguo palacio de Los Uribe es de la Junta y el Ayuntamiento la ha señalado como espacio para el futuro Museo de Jaén, mientras que el Ministerio de Cultura, para ampliar el Archivo. “Estos usos no se pueden definir hasta que Diputación decida a quién le cede ese espacio, a la Junta por otros 30 años más; si se lo queda Diputación; si se lo cede al Ministerio para ampliar el Archivo o si se lo cede al Ayuntamiento para el futuro Museo de Jaén”, lamenta Estrella.

En base al convenio de 2018 entre Junta y Diputación, se preveía una inversión de 3,6 millones, financiados al 80% y el 20%, respectivamente. Entonces se anunció que la obra empezaría en 2021, con un plazo de ejecución de 16 meses. Ahora, esta inversión llegaría en caso de una “nueva cesión de otros 30 años que permita que la inversión de la Junta se pueda rentabilizar para la ampliación del Archivo y como espacio cultural”.

Quien gestiona el Archivo Histórico Provincial es la Junta y si la Diputación rescinde la cesión de éste al Estado y el edificio pasa a ser titularidad o gestionado por el Ayuntamiento, el Estado tendrá que buscar otro sitio donde ubicar el Archivo. “No hay un plan claro de cesión y uso. Estamos expectantes”, explica el delegado.

La última intervención en la iglesia fue la obra de emergencia finalizada en octubre de 2020 para reparar, entre otras zonas, las cubiertas de teja, canalones y bajantes; y rehabilitar el forjado del camarín de la capilla lateral izquierda de la cabecera.

Con una inversión de casi 94.000 (Consejería de Fomento), permitió una intervención arqueológica, en la que se descubrió resto de un pórtico, yesería que podría pertenecer al antiguo conjunto palaciego islámico ubicado en la zona. “En un edificio catalogado como BIC, sorprendentemente entre 1988 y 2008 nadie hizo una intervención arqueológica preventiva, obligatoria por Ley. De hecho, el suelo de la Iglesia se quitó, ha desaparecido y el nivel del suelo ha bajado”, termina Estrella.

COMENTARIOS