Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Lunes 14/06/2021

Alcalá la Real

El reto solidario de cubitos de papel logró sumar 10.430 unidades en Capuchinos

Con esta iniciativa solidaria se han recaudado unos 2.500 euros que se destinarán a las tres causas solidarias propuestas

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Estructura compuesta por cubitos de papel en Capuchinos.

A falta de su validación y homologación por parte del organismo, Alcalá la Real pasará a tener un hueco en el Libro Guinness de los Récords. Será gracias a la iniciativa solidaria que tenía lugar en la Lonja del Convento de Capuchinos, en la tarde del pasado sábado, 29 de mayo. En concreto se logró reunir un total de 10.430 cubitos de papel de origami, con forma de esponja de Menger, estructuras que han venido confeccionando a lo largo de tres últimos meses los alumnos de un total de once centros de la comarca, durante las clases de plástica y matemáticas.

El propósito que ha motivado este logro es enteramente solidario. El proyecto ha planteado el apadrinamiento de cada uno de los cubos por familiares y conocidos de los alumnos de los diferentes colegios e institutos de Alcalá la Real, Castillo de Locubín y Frailes, la mayoría de los cuales han tomado parte en esta iniciativa. Los fondos recaudados tendrán como destinatarios el Centro Ocupacional “Los Amigos”, la asociación Afaníes y Nina “La Guerrera”.

En el acto de clausura del evento, llevado a cabo en la tarde del sábado, se hacía entrega de los cheques simbólicos a las tres entidades beneficiarias. La recaudación por apadrinamientos en los centros escolares sumó unos 1.500 euros, a los que se añadieron otros 1.000 reunidos en la hucha solidaria instalada en Capuchinos. Por tanto, se destinará una cantidad aproximada de unos 800 euros para cada una de las tres causas solidarias, una vez descontados los gastos de material y grabación por parte de un dron, gastos en los que también ha querido colaborar el Ayuntamiento de Alcalá.

Esta iniciativa ha sido impulsada por el profesor del colegio José Garnica Salazar, Roberto Baena. “Esta iniciativa, en realidad, se inicio el año pasado, antes de la llegada de la pandemia. Con la declaración del Estado de Alarma, todo quedó en suspenso. En el presente curso lo retomamos, variando el proyecto original, y optando por el definitivo que se ha enfocado a la consecución de un récord Guiness. Hay que decir que no se trata de superar una marca anterior, sino que este reto, con cubitos de papel en la forma en que se ha planteado, se ha hecho por primera vez. Ahora queda el último paso, su homologación por parte del organismo, que puede tardar unas semanas. El motivo de haber elegido una estructura como la esponja de Menger es precisamente la de facilitar, primero el conteo de todos los cubos, y en segundo lugar la transparencia, ya que al estar hueco en su parte central, permite visibilizar con claridad toda la estructura. En cualquier caso, todo el montaje ha sido grabado mediante un dron, con el que será elaborado un video que apoyará la consecución del reto”. Baena ha adelantado, además, que “la estructura permanece en el interior de Capuchinos, donde puede verse, y la idea es que sea quemada en la hoguera de la Noche de la Bruja, el próximo 23 de junio”.

Hablando en nombre de Afaníes, y en general, de las entidades beneficiadas, Lázaro Díaz ha querido mostrar su agradecimiento “a la comunidad educativa que sea volcado con este iniciativa, gracias a todo el mundo que se pasó el sábado para ver cómo había quedado el reto de los cubitos solidarios y sobre todo a quiénes decidieron colaborar allí mismo con las causas solidarias. Y por supuesto gracias al artífice de todo esto, Roberto Baena, un profesor que además de encontrar una forma distinta de que los niños aprendan matemáticas o plástica, también les ha permitido encontrar un rato de diversión y entretenimiento durante el confinamiento. Por otro lado yo creo que esta iniciativa ha servido para crecer como personas pues también se les han inculcado valores como el respeto,  solidaridad y tantos otros. Para mí Roberto Baena representa sin lugar a dudas un claro ejemplo de un buen docente, un docente de esos que se necesitan para cambiar el mundo”.

 


 

COMENTARIOS