El tiempo en: Alcalá la Real
16/06/2024  

Alcalá la Real

Informe forenses:Nazzaryn, un “psicópata” que “sabía perfectamente lo que estaba haciendo"

Los forenses encargados de la autopsia señalan en el tercer día de juicio que Khawla “murió estrangulada y fue violada antes de fallecer”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El acusado, durante la tercera jornada del juicio. -

Las forenses encargadas de la autopsia de Khawla, la niña de 14 años cuyo cadáver fue localizado en febrero de 2022 en las ruinas de la Iglesia de Santo Domingo, han señalado que la menor murió estrangulada y además fue violada antes de fallecer. Además, tras el examen del acusado y autor confeso de la muerte, determinaron que se trata de una persona que padece un "trastorno antisocial de la personalidad", lo que lo define como un "psicópata".

"Es su manera de ser, no es una enfermedad. Sabía perfectamente lo que estaba haciendo, que estaba mal y las consecuencias que tenía, y a pesar de todo le dio igual y siguió adelante", ha declarado una de las dos forenses encargadas de hacer en su momento el examen del acusado.

Han añadido que durante el examen, el acusado "no mostró ni arrepentimiento ni culpa", evidenciando su "falta de empatía" y que "sus intereses están por encima de los demás". A estos rasgos de la personalidad del acusado, las forenses han añadido "poca tolerancia a la frustración" y el ser alguien que "quiere vivir según sus propias normas y hacer lo que le apetece cuando le apetece" por lo que "le daba igual ir a la cárcel".


Han subrayado que las personas diagnosticadas con problemas de conducta en la infancia por trastorno antisocial de la personalidad, muestran "mucha frialdad afectiva", "son manipuladores" y "anteponen sus intereses a los demás".

En esta línea, el primer forense encargado de hacer la primera valoración del acusado, pocas horas después del crimen, ha destacado que encontró al autor confeso en el calabozo "dormido plácidamente y tranquilo" hasta el punto de que "se molestó y se quejó por haberlo despertado". Al igual que sus compañeras forenses ha resaltado la poca colaboración que mostró el acusado, que en todo momento, ante preguntas relacionadas con el caso se limitaba a contestar 'sin comentarios'.

Por otro lado, la autopsia, tal y como han explicado las forenses al jurado que juzga el caso en la Audiencia de Jaén, confirmó que la menor falleció como consecuencia de "una asfixia mecánica por estrangulación". La menor perdió el conocimiento a los 30 segundos de ejercer presión sobre su cuello pero su muerte "agónica" tardaría en llegar entre cuatro y cinco minutos.

Asimismo, los peritos forenses han determinado que la menor fue violada y que por los signos de vitalidad de las lesiones, se puede establecer que fue violada en vida y no cuando estaba muerta como sostiene el acusado y su defensa para rechazar el delito de agresión sexual y sustituirlo por el de profanación de cadáver.

Una vez que han finalizado los peritos, la siguiente fase son los informes de la partes con el objetivo de que este mismo jueves el jurado pueda comenzar a deliberar sobre el objeto del veredicto, un cuestionario elaborado por el magistrado presidente donde los miembros que conforman el tribunal popular pondrá nombre a los delitos por los que finalmente se le vayan a condenar.

Por estos hechos tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular reclaman la prisión permanente revisable, además de 15 años de prisión por agresión sexual. A ello se le suma una indemnización de 480.000 euros para la familia de la menor. Es la primera vez que desde la Fiscalía de Jaén pide prisión permanente revisable.

Por su parte, la defensa representada solicita inicialmente una pena de cuatro años de cárcel por homicidio imprudente y otros cinco meses de prisión por profanación de cadáver.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN