El tiempo en: Alcalá la Real
Miércoles 17/04/2024  

Alcalá la Real

Castillo recibirá 659.000 € para la rehabilitación de la casa de Federico Parera

La subvención, encuadrada dentro del programa Pirep, permitirá la recuperación de este histórico edificio que se dedicará a diferentes usos culturales

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Una imagen de Federico Parera Piédrola.

El proyecto para la rehabilitación integral de la Casa de Federico Parera ha sido uno de los seleccionados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) para ser beneficiado dentro de la Línea 2 del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos de titularidad local (Pirep Local) del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). En concreto, el importe de la ayuda concedida para esta intervención es de 659.176 euros, debiendo estar realizada la recepción de la obra antes del 31 de marzo de 2026.

Esta subvención tiene especial relevancia para Castillo de Locubín, ya que nuestro municipio logra una de las 181 ayudas concedidas por el Mitma, entre un total de 1.020 propuestas presentadas por municipios y diputaciones de toda España. Se otorga en base en criterios de calidad arquitectónica, solidez, gobernanza, enfoque integral, innovación y oportunidad, por lo que todos ellos registran un enfoque basado en los principios que promulga la Ley de calidad de la Arquitectura. No hay que olvidar que la convocatoria se ha celebrado en régimen de concurrencia competitiva, por lo que han sido seleccionadas las actuaciones que mayor puntuación han obtenido.

Tras la publicación del listado, el Ayuntamiento de Castillo de Locubín dispondrá hasta el próximo 18 de abril para aceptar expresamente la ayuda, antes de que se publique la resolución definitiva. La concesión definitiva de la subvención implica que, una vez finalizada la rehabilitación, los edificios deberán destinarse a uso público durante al menos 20 años y generar importantes ahorros en su consumo de energía. No en vano, los objetivos del programa son ayudar a mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad ambiental, garantizando la reducción de más del 30% del consumo de energía primaria no renovable, mejorar la accesibilidad, la habitabilidad e impulsar la conservación del parque edificatorio. Las actuaciones financiadas deberán ser solventes técnica y financieramente y estar efectivamente implantadas y en funcionamiento antes del 31 de marzo de 2026. El programa tiene una importante dimensión social y contribuye al refuerzo y mejora de los servicios públicos. No en vano, el 60% de los edificios 181 edificios a rehabilitar con ayuda de los fondos europeos se destinan o destinarán a uso cultural, educativo y deportivo.


En el caso de la Casa de Federico Parera, estamos ante un edificio de especial valor para Castillo. Sus dimensiones y estratégica ubicación lo hacen ideal para el futuro traslado del Museo Pablo Rueda, pero podría albergar otras muchas dependencias municipales, cuya instalación progresiva se irá estudiando en el futuro.

El alcalde, Cristóbal Rodríguez, quien recibía en la tarde de este lunes la noticia a través de la llamada realizada por la propia subdelegada de Gobierno, se ha mostrado especialmente emocionado por el extraordinario logro que supone. “Es, sin duda, uno de los momentos más felices que he podido vivir a lo largo de las dos legislaturas que llevo como regidor de Castillo de Locubín. Estamos ante uno de los edificios más cargados de historia en nuestro municipio, pero es mayor incluso su valor simbólico. En esta casa habitó don Federico Parera Piédrola, un hombre que en el imaginario colectivo de este pueblo es sinónimo de lucha por mejorar las condiciones de vida de los castilleros. Durante la segunda mitad del siglo XIX se esforzó por extender la cultura y la enseñanza entre las clases más desfavorecidas de la localidad, y abogó por el sueño de crear una biblioteca popular, poniéndose al frente de la escuela del Pósito junto a otros maestros, un colegio que llegó a tener más de cien alumnos durante la Segunda República. Pero el simbolismo de esta casa va más allá. Durante la Guerra Civil, sus sótanos sirvieron como refugio antiaéreo, protegiendo la vida de muchos castilleros. Ahora, este emblemático lugar de nuestro pueblo será recuperado para dotarlo de un uso cultural, y devolverle el protagonismo que siempre tuvo en Castillo”, ha concluido el alcalde.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN