Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Miércoles 01/02/2023  

Alcalá la Real

Exclusiva

Redescubierto el nombre de una torre de la Fortaleza de la Mota casi 450 años después

El historiador Francisco Martín Rosales recupera la denominación de la torre de la Veleta a través de un documento del escribano Alonso de Castro, de 1576

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de la Fortaleza de la Mota, con la torre de la Veleta.

El trabajo de investigación que se esconde detrás de la última obra del historiador Francisco Martín Rosales, “Las puertas de la ciudad fortificada de la Mota y la ciudad llana de Alcalá la Real”, depara no pocas sorpresas y satisfacciones. Una de ellas quizá sea la recuperación del nombre que antaño tuvo una de las torres del recinto amurallado y que se desconocía en la actualidad. Se trata de la torre de la Veleta.

“Cuando se describe la muralla del Aire o de Santiago de la ciudad fortificada de la Mota, con frecuencia, la mayoría de los investigadores se quedaban con una descripción básica que servía de denominación para sus lienzos y torres allí ubicadas. Entre los primeros, se han recuperado los que se dirigen desde la torre de la Cárcel Vieja hasta la Puerta Nueva. Por lo que se refiera a las puertas, a unas se les llamaba gemelas por estar pareadas, a otras torres redondas y a otras ni se les denominaban torreones.  Es curioso que esta parte de las murallas  de la Mota se sienta huérfana de nombres frente a la zona oriental donde abundan  por doquier tanto en los lienzos de murallas, puertas y torres”, comienza explicando Francisco Martín. 

“Viene esto a cuento de un documento del escribano Alonso de Castro, que recoge la ampliación y urbanización de la zona de la calle y muralla del entorno de la Puerta Nueva (data de 28 de octubre 1576, siendo testigos Alonso Ordoñez y Gaspar Gallego) y exhibe el contrato entre el señor Pedro de Aranda, caballero de la Orden de Santiago y la ciudad (el ayuntamiento o cabildo) representada por su mayordomo Nicolás Contador. Se obligaba al anterior hidalgo a  ceder su casa a la ciudad y lo hacía en estos términos: “Por quanto yo tenía y poseía en mía propia una casa en la Mota de esta ciudad en la calle que va desde la plaça hasta la Puerta Nueva, arrimada a la muralla de la dicha Puerta Nueva, y es linde de las casas de la capellanía de Juan de Herrera, capellán, y, a su la entrada de la calle, a la muralla y torre de la Veleta de esta ciudad".

“Con estos datos se obtiene la asignación de un nombre para esta torre, la de la Veleta”, explica Martín Rosales. Y siguiendo con el documento, se especifica el motivo de esta operación urbanística: "la tomó para ensanche y reparo de la dicha muralla y torre para hacer una escalera para entrada y servicios de los dichos adarves y murallas". Este sitio  se encuentra hoy día en forma de solar con la primera planta, y nos localiza perfectamente esta torre, conservada junto a la Puerta Nueva. Con esto se evitó y quitó la casa anterior quedando un solar al limpiarla de materiales "porque  la que estaba era muy angosta y gastada de presupuestos”. Y se le tuvo que pagar por acuerdo municipal, que lo tasaron los alarifes de la ciudad, 21 ducados, aunque lo contradijo el caballero Pedro de Aranda, alegando que no se le habían tasado los materiales. Y en este mismo día, se le volvieron a pagar recogiendo sus alegaciones 30 ducados que englobaban suelo, materiales y posesión para ensanche de la muralla y escalera, de su casa  que se hizo un solar municipal. Con este documento, la torre de la Veleta queda a las claras que formaba parte del recinto amurallado de la ciudad, como la torre de la Imagen de la Cárcel, del Pendón, del Gabán o del Homenaje”, concluye el gran historiador alcalaíno.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN