Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Martes 16/08/2022  

Alcalá la Real

La asociación Encina Hermosa emociona en Castillo con la representación de Antígona

“Los pueblos tienen que conocer el teatro clásico para que este no quede reservado a los escenarios de las grandes ciudades”, asegura la directora Lola Ruíz

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La Carpa del Parque Municipal de Castillo de Locubín acogía con suma expectación, los pasados días 29 y 30 de julio, la representación de la obra Antígona, sin duda uno de los grandes títulos de la tragedia griega. Al frente de tan ardua empresa se encontraba un grupo teatral lleno de pasión, como es el que conforma la asociación de mujeres Encina Hermosa, dirigido por Lola Ruíz. Su balance de ambas sesiones no puede ser más satisfactorio. “La carpa municipal estaba a rebosar y, al terminar, los aplausos duraron más que nunca y pudimos palpar un ambiente de gratitud y reconocimiento a nuestro esfuerzo y

trabajo.  Todo salió bien y los castilleros se volcaron, como siempre, con la asociación de mujeres y el grupo de teatro. A esto hay que añadir las relaciones humanas que hemos desarrollado en el grupo de teatro. No olvidemos que, aunque la mayor parte del grupo está compuesto por las socias, los papeles masculinos han sido representados por un ramillete de hombres ilusionados y muy responsables, muchos de ellos maridos de las socias o amigos  a los que les gusta el teatro. La colaboración del Ayuntamiento de Castillo ha sido muy importante para llevar a cabo el proyecto, pues ha colaborado con el equipo de iluiminación y sonido y en la organización para que hubiese silencio en la carpa”.

 

Pero, ¿por qué se atrevieron con Antígona? “Era un reto personal. Y tuvimos nuestros miedos porque entendíamos que parte del público pensara que cómo nos hemos atrevido a representar una tragedia en estos tiempos tan difíciles que corren. Pero en la presentación de la obra invitamos a los espectadores a que se acercasen a ella desde otra perspectiva a la habitual para que así poder disfrutarla más. Es bueno que veamos cosas nuevas. Se puede ver mucha tristeza en una obra y, sin embargo, disfrutar de ella porque sus textos son hermosos y porque la trama argumental tiene al espectador con el corazón plagado de emociones. Hay que tener en cuenta que Antígona es la obra de teatro más representada del mundo, 2.500 años después de su estreno”.

“Hace cuatro años la Asociación representó, junto con la coral, una adaptación de la ópera Nabucco para que los castilleros nos iniciásemos en la cultura de la ópera. Fue un acierto total, porque gustó mucho al público castillero, que pudo conocer en vivo la estructura de este género. Ahora hemos querido dar un paso más para que Castillo viva otra experiencia cultural intensa. En Castillo nunca se ha hecho tragedia griega porque es un género difícil de representar y de entender, pero creo que los pueblos pequeños tienen que conocer el teatro clásico para que este no quede reservado a los escenarios de las grandes ciudades y a los estudiosos de la cultura clásica. Y los castilleros disponemos de tradición teatral y de elementos culturales suficientes como para poder disfrutar de una obra como esta y empaparnos de todo lo que ella desprende: emoción intensa, belleza en el lenguaje, argumento fuerte y desgarrador, pasiones extremas y un tema propicio para el debate. Castillo y el teatro hecho por castilleros y castilleras son un binomio inseparable”.

El reto, no obstante, presentaba una gran dificultad. “Antígona en sí es una obra muy complicada. Las dificultades han sido diversas. Hacer una adaptación para que fuese mejor comprendida, un lenguaje no habitual, propio de las tragedias griegas; una treintena de actrices y actores moviéndose por el escenario, muchos de ellos sin haber hecho nunca teatro; una obra que requiere múltiples registros vocales e interpretativos, así como una gran coordinación y sincronización y unos textos no fáciles de memorizar. A esto hay que añadir un vestuario complicado, un espacio al aire libre, distinto del habitual (normalmente hemos representado las obras en el Salón de Actos del Centro Social); la incorporación de elementos escénicos novedosos como son los tambores, etc. Todo ello ha supuesto una dificultad añadida con respecto a otras obras de teatro que he dirigido. Se trataba de un reto y creo que lo hemos superado con creces,  porque con un proyecto muy estudiado y organizado y, sobre todo, con un grupo de teatro responsable y comprometido con su pueblo, el esfuerzo, la constancia y el trabajo tienen que dar buenos frutos”.

 

 

La actividad de la asociación no se detiene. “En septiembre se presenta una programación de actividades diversas, muchas de ellas relacionadas con la mujer y su desarrollo personal y social. Hay cursos, talleres, rutas de senderismo,  celebración del Día de la Mujer, interacción con otras asociaciones de la comarca, viajes culturales, etc., pero, si hay que destacar algunas, yo diría que el teatro y nuestra participación en la Fiesta de la Cereza en la que realizamos múltiples actividades como la elaboración del gazpacho con cerezas que damos a degustar a castilleros y visitantes, el stand de nuestra asociación con mermelada y licor de cereza, así como otros productos relacionados con esta fruta tan importante en nuestro pueblo, y nuestra participación en el concurso de platos relacionados con la cereza”.

 

 

“Pronto habrá elecciones para el cambio de junta directiva. La nueva directiva hará una propuesta de programación de actividades para todo el año. Supongo que estarán presentes las actividades que he comentado antes. También las socias harán propuestas de actividades en la primera asamblea general que celebremos tras las elecciones y con todo ello, se redactará un documento que recoja la programación de actividades  y proyectos a realizar para este año. Lo importante es que haya ilusión, ganas de hacer cosas juntas y no olvidar que las asociaciones de mujeres tienen mucho que aportar a la sociedad”.

 

TE RECOMENDAMOS