Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Miércoles 18/05/2022  

Alcalá la Real

Lucha contra la plaga de palomas: 160 ejemplares capturados entre enero y abril

Esta actuación contra la superpoblación de palomas en nuestro municipio está siendo realizada por la empresa Gefasa

Publicidad Aidental companyPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Tras conocer los resultados que arroja el control para luchar contra superpoblación de palomas urbanas (Columba livia) que afecta a nuestra localidad, el área de Medioambiente hace un balance muy positivo de la gestión llevada a cabo por la empresa Gefasa, que también está al frente del Centro de Rescate de Anfibios y Reptiles. Ambos servicios se adjudicaron a dicha empresa local en un mismo pliego. Para desempeñar su labor, Gefasa cumple la normativa vigente al respecto y cuenta con profesionales acreditados.

La paloma común, que tiene como característica principal ser un animal versátil y adaptado a los ecosistemas urbanos, tiene bien estructurado su nicho ecológico en Alcalá, repartido por diversas localizaciones, lo que permite a esta especie poder desarrollar su vida y reproducción con facilidad. También existen otras aves de la familia taxonómica que causan plaga y efectos nocivos para la salud ambiental como la tórtola turca (Streptopelia decaoctos).

“Para controlar estas plagas, se ha puesto en práctica la técnica de transecto lineal para estimar el cálculo de población de paloma urbana con la que contamos, determinándose que existe una sobreabundancia de esta especie, viéndose afectados diferentes puntos del municipio, provocando en diferentes problemáticas en diversas infraestructuras y poniendo en riesgo la salud pública, así como la conservación y estética de nuestro patrimonio”, explica Jesús Aguilar, concejal de Medioambiente.

El paso siguiente por el que se ha optado para gestionar el control de estas especies, ha sido establecer puntos de trampeo selectivo, con los que se ha logrado capturar 161 ejemplares de paloma urbana y 16 de tórtolas turcas, entre los meses de enero y abril. Las aves se han entregado a centros de recuperación de especies amenazadas y a colectivos cetreros. Los ejemplares fallecidos o en mal estado de salud se han derivado a una entidad gestora de residuos biológicos que procede a su incineración.

Aguilar añade, que “también se están aplicando medidas correctoras, como el corte de agua en las fuentes de La Mora para evitar que estas aves puedan concentrase en el entorno para hidratarse, e informar a los vecinos que alimentan a las palomas para que cesen esta práctica”. Los puntos de trampeo se localizan en las zonas del Ferial, La Tejuela, Consolación, Calle Real, Centro de Rescate de Anfibios y Reptiles, Teatro Martínez Montañés y Paseo de los Álamos

TE RECOMENDAMOS