Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Lunes 27/06/2022  

Alcalá la Real

Alcalá ha perdido más de 1.100 habitantes, el 5% de su población, en la última década

Los datos del INE referidos a 2021 apuntan a un descenso de 81 vecinos durante 2020, rompiendo así la tendencia del año anterior

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai dental companyPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Paseo de los Álamos.

Como cada año, el Instituto Nacional de Estadística publicaba, coincidiendo con el inicio del año, la actualización de datos del padrón municipal de habitantes. Hay que recordar que dicha actualización corresponde a 1 de enero de 2021. No obstante, ofrece una indicación valiosa de la evolución demográfica de los distintos municipios. En el caso de Alcalá la Real, las noticias no son positivas, aunque su caso no es, ni mucho menos, una excepción en la provincia. Remitiéndonos a dicho registro, que hace referencia al número de vecinos que tienen su domicilio en la localidad, estos se situaron en la fecha indicada en 21.623, lo que supone una mengua de 86 personas respecto al mismo dato de 2020, cuando eran 21.709. En porcentaje, esto supone una reducción del 0,39%.

De haber sido 2020 un año normal, la primera cuestión a destacar sería la ruptura de la tendencia que había marcado la evolución de población correspondiente al año 2019 (padrón actualizado de 1 de enero de 2020), cuando Alcalá registró un crecimiento de 104 vecinos, el mayor, de hecho, que se producía desde 2012. No obstante, las particulares circunstancias impuestas por el primer año de la pandemia, sin duda el más duro, relativizan cualquier análisis que podamos hacer en parámetros normales. El fuerte impacto sobre la actividad económica, unido a las propias pérdidas en vidas humanas, que se cebaron de forma especial en nuestro municipio, justifican este decrecimiento en la curva poblacional.

No obstante, no parece que estemos ante un fenómeno transitorio. De hecho, con la excepción apuntada antes, Alcalá la Real ha venido perdiendo población de forma continuada a lo largo de la última década. Si partimos del año 2011, en plena crisis económica, cuando la localidad contaba con 22.758 vecinos, el gráfico marca una línea descendente y sostenida. Así, con la excepción de 2012, en que el vecindario subió a 22.870 almas, en 2013, este volvió a reducirse, esta vez a 22.682 (-188), en 2014 a 22.324 (-358), y en 2015 a 22.036 (-288). En 2016, Alcalá bajaba de la psicológica barrera de los 22.000 habitantes, cayendo a 21.758 (-278), logrando mantener esta cifra en 2017, para volver a experimentar una leve caída en 2018, con 21.708 (-50), que era, no obstante, mucho más abrupta al año siguiente, 2019, al descender a 21.605 (-103), cifra que se recuperaba al año siguiente: 21.709 (+104), para volver a caer en esta última actualización de 2021 (-86). Por tanto, en diez años, el municipio ha perdido 1.135 habitantes, lo que representa prácticamente el 5% de su población.

Como ya se ha indicado, el caso de Alcalá no es ni mucho menos particular. Refleja, de hecho, la dinámica que viene registrando toda la provincia de Jaén desde hace ya mucho tiempo, como parte de un fenómeno aún más amplio y extenso: el progresivo y alarmante despoblamiento que sufre lo que se ha dado en llamar la España vaciada, esa España interior de la que, aunque se periféricamente, formamos parte, compartiendo también su problemática. Si la provincia de Jaén contaba en 2011 con 670.600 habitantes, diez años después se han reducido a 627.190. Son 43.410 vecinos, una población superior a toda la ciudad de Andújar. La provincia ha perdido más del 6% de sus habitantes: uno de cada quince vecinos, por una u otra causa, ya no está.

Se trata de un fenómeno generalizado en nuestro entorno, en contraposición a provincias costeras como Málaga, que ha ganado unos 10.000 habitantes solo el último año. En nuestra comarca pierden población Alcaudete: 10.434 (-62), Castillo de Locubín: 4.019 (-39) y solo Frailes crece ligeramente: 1.599 (+24). No se libran tampoco las principales localidades de la provincia. La propia capital, Jaén, pierde nada menos que 825 vecinos en un año y se queda en 111.932, muy lejos ya de los 120.000 que tuvo. Más de 400 (403) pierde Andújar, que tiene ahora 36.212, mientras que Linares mengua otros 828 vecinos, perdiendo de golpe casi un 1,5% de su vecindario. También Úbeda (-121) o Martos (-72) se hacen más pequeños.

Por último, y como es obvio, este decrecimiento sufrido por Alcalá afecta a toda la población, aunque, curiosamente, y en el caso de este último año más a las mujeres que a los hombres. Los datos del padrón de 2021 señalan que en Alcalá viven 70 mujeres menos respecto al año anterior (10.961), por solo 16 hombres menos (10.662). No obstante, si analizamos los datos en el contexto de la última década, ha habido un mayor decrecimiento de hombres (-645) que de mujeres (490).

TE RECOMENDAMOS