Quantcast
El tiempo en: Alcalá la Real
Jueves 19/05/2022  

Alcalá la Real

El Museo Pablo Rueda recibe 27 nuevas obras del artista cedidas desde Rotterdam

Lo colección está valorada en unos 80.000 euros y ha sido, a su vez, cedida por la familia del insigne ceramista castillero

Publicidad Aidental companyPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Donación del busto "Rueda Eterno", de Blas Olmo Contreras.

El Museo de Cerámica “Pablo Rueda Lara” de Rotterdam, gestionado por el compañero del gran artista castillero, Erik, ha cedido a la familia Rueda Lara un total de 27 piezas procedentes de dicho espacio museístico. A su vez, la familia ha hecho efectiva la cesión al Ayuntamiento de Castillo de Locubín, con el fin de ampliar el Museo Pablo Rueda inaugurado en la localidad en septiembre de 2018. El valor total de las obras se encuentra entre los 70.000 y los 80.000 euros. La familia del genial ceramista ha manifestado su deseo de contribuir, con dicha cesión, a que “Castillo de Locubín albergue el museo que Pablo Rueda Lara se merece”.

Por otro lado, el escultor Jorge Blas Olmo Contreras, ha donado al Ayuntamiento de Castillo de Locubín la obra “Rueda Eterno”, presentada en el I Premio Internacional de Escultura Pablo Rueda en marzo de 2021. Según palabras del propio autor, “fue una oportunidad irrepetible para la elaboración de un proyecto que pusiera rostro e hiciera referencia directa a la trayectoria exitosa de Pablo Rueda Lara”. El  Ayuntamiento de Castillo de Locubín ha corrido con los gastos de materialización de la misma, es decir, la fundición en bronce de este busto idealizado del artista, sobre un pedestal prismático y una inscripción honorífica.

Su título (Rueda Eterno), hace referencia al clasicismo de la antigüedad y a la inmortalidad que el artista consigue a través de su obra (apoteosis). Es por ello que se optó por un busto de inspiración aticista, que evoca los bustos de artistas, escritores o filósofos de la Antigua Grecia. El proyecto se inspiró en diversas fotografías del artista, incluso en sus propios autorretratos, elaborándose maquetas previas a escala, bocetos y estudios antropométricos necesarios en base a las fotografías del retratado a las que se ha tenido acceso. En el diseño general y plasmación final del proyecto, el autor ha gozado de la ayuda y colaboración de su hermano, Francisco Javier Olmo Contreras.

Se prevé que la obra, actualmente conservada en el Ayuntamiento de Castillo, presida un lugar preferente de la localidad.

TE RECOMENDAMOS